Reflexión del 6 de febrero


Un punto de convergencia

 “Consiguientemente, el segundo paso es el punto de convergencia para todos nosotros, agnósticos, ateos, antiguos creyentes. Todos podemos unirnos en este paso” (Alcohólicos Anónimos, Doce pasos y doce tradiciones).

Yo siento que A.A. es un programa inspirado por Dios, tal como cada quien lo conciba, y que Dios está en todas las reuniones de A.A. Yo veo, creo y he llegado a saber que Alcohólicos Anónimos funciona porque me he mantenido sobrio hoy. Asistiendo a una reunión de A.A., entrego mi vida a A.A. y a Dios. Si Dios está en mi corazón y en el de todos los demás, entonces soy parte de un todo y no soy único. Si Dios está en mi corazón y me habla a través de otra gente, entonces debo ser un canal de Dios para otra gente. Debo tratar de cumplir con su voluntad viviendo conforme a principios espirituales y mi recompensa será el sano juicio y la sobriedad emocional.

 Alcohólicos Anónimos, Reflexiones diarias

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s